24 feb. 2017

Mensaje 18 feb 2017 - Jacarei - Santa Bernadette

FIESTA DE SANTA BERNADETTE SOUBIROUS

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Amados hijos, hoy, invito a todos ustedes a imitaren a Mi hijita Bernadette en su profundo y perfecto amor para con el Señor y para Conmigo.

Imiten el amor de Ella que era hecho de obras y no de apariencia. Sí, Mi hijita Bernadette comprendió que, lo que Yo quería era el Amor real, no de apariencia. Una obediencia real, no de apariencia. Por eso, Ella Me obedeció siempre en todo, incluso que eso significase sufrimiento, persecusión para Ella y hasta incluso poner en riesgo la propia vida.  

Sí, Ella no temió perder la vida por amor a Mí y por eso, encontró la vida, la Vida Eterna. Ella dejó alegremente todas las cosas que Ella podía tener en el mundo por amor a Mí, para vivir una vida de total consagración, oración y obediencia a Mí. Por eso, en el Cielo, todos los bienes eternos les fueron dados y todo el amor de Ella, todas sus obras de amor, fueron recompensados ciento por uno.

Sí, imiten a Mi hija Bernadette en esa su completa donación a Mí y al Señor. No tengan miedo de perder sus vidas por amor a Mí. No tengan miedo de perder todas las cosas que ustedes pueden tener en el mundo por amor a Mí, porque ustedes encontrarán en la Vida Eterna, la recompensa de todo eso. Sí Mis hijos, ustedes encontrarán todas esas obras, todos los sacrificios que hicieren por Mí, transformados en coronas de grandiosa gloria que relucirán para siempre en las cabezas de ustedes por los siglos de los siglos.

Imiten a Mi hijita Bernadette en su vida de oración profunda, en su vida de total comunión con Dios. Sí, Ella estaba siempre en comunión con Dios por medio de una vida profunda y verdadera de oración. Sin oración, nadie puede unirse con Dios. Sin la unión con Dios, nadie puede tener la vida verdadera en Dios y nadie puede tener a Dios viviendo en sí, y si Dios no vive en ustedes, ustedes no pueden producir ningún fruto de santidad. He aquí porque la oración es esencial, es indispensable y es condición de salvación y santificación. Si quieren salvarse, si quieren ser Santos, recen mucho.

Imiten a Mi hijita Bernadette en su espíritu de total esclavitud a Mí. Yo enseñé a Ella a como ser una verdadera esclava de amor de Mi Corazón y Ella aprendió esta verdadera esclavitud, viviéndola todos los días de su vida en el espíritu de verdadero amor, obediencia, sumisión y entrega confiante de su vida en Mis manos. Imítenla en esa total entrega, dando todo por todo y amor por amor. Y sobre todo los jóvenes, imiten a Mi hijita Bernadette en su “Sí” y en su donación total a Mí, porque así verdaderamente como Ella, se transformarán en Llamas incesantes de Amor.

Recen Mi Rosario todos los días como Mi hijita Bernadette rezó y ustedes también se transfomarán en Llamas incesantes de Amor por el Señor y por Mí como Ella, y la vida de ustedes se transformará en una canción de amor como la de Ella.

A todos Yo bendigo ahora: de LOURDES… de NEVERS… y de JACAREÍ.”




MENSAJE DE SANTA BERNADETTE
“Amado hermano Carlos Tadeo, hoy, Yo, Bernadette, vengo del Cielo a darte Mi primer Mensaje.
Yo te amo, yo te amo mucho, te amo con todo Mi Amor.

Estoy siempre a tu lado para protegerte, guardarte, para llevarte siempre más adelante en el camino de la santidad.

Ahora es hora de volar más alto, de subir más alto en este camino y para tanto, quiero enseñarte Mi camino de santidad que fue el camino del amor, el camino de la humillación, el camino de la obediencia.

Mi Santidad fue por el camino del amor y la tuya también deberá ser así. Por eso, debes seguir por el camino del amor todos los días, dilatando siempre más tu corazón para la Madre de Dios, haciendo siempre algún sacrificio nuevo, alguna oración, algún acto de amor nuevo por Ella, para que verdaderamente puedas todos los días alargar más tu corazón para recibir más la Llama de Amor de la Madre de Dios en tu corazón.

Debes todos los días amado hermano, entrar más profundamente en la oración hasta el punto de abstraerte de todo, o sea, de olvidar todo lo demás a tu alrededor y pensar sólo en María y vivir sólo para María. Y después, después de salir de la oración, debes cumplir todos tus deberes temporales en el mismo espíritu de amor a Ella, o sea, haciendo todo en unión con Ella, todo en el espíritu de Ella, todo para mayor gloria de Ella y para el triunfo del Corazón de Ella.

Después, debes seguir por el camino de la humillación, que significa reconocerte como nada, como polvo de la tierra, como inútil para todo y completamente dependiente de María hasta incluso para hacer una señal de la cruz. Debes mirarte como el más vil bichito de la tierra y así, no te fiarás en ti mismo, pero únicamente en Ella como Yo hacía. Y entonces, tu fuerza será la fuerza de Ella. Tu fortaleza será la fortaleza de Ella. Tu defensa será Ella misma y la luz que iluminará tu alma y tu corazón será la propia luz de Ella.

Debes seguir por este camino de la humillación, huyendo como Yo de las honras, de las vanidades y de las glorias de este mundo, para vivir una vida de oración, de amor total a Ella, de unión con Ella, vida que para el mundo no es vida, pero sí ya es morir en vida. Vida que para los mundanos es considerada una pérdida, una locura, pero es justamente en esta locura de amor que tú encontrarás la vida, la vida plena en abundancia, la vida plena de la paz, del amor, de las gracias, de las bendiciones, de las luces de Ella y entonces, encontrarás verdaderamente todas las gracias, todas las bendiciones y todo el amor de Ella para ti.

Debes seguir por el camino de la obediencia, esa obediencia que Yo tuve para con Ella, que fue la obediencia que moldeó Mi alma y que la tornó fuerte, incluso inquebrantable en la obediencia a la Madre de Dios y al Señor. Esa obediencia que todos los días adornaba Mi alma con las piedras más preciosas y más bellas para alegrar el Corazón del Señor y de la Madre de Dios. Esa obediencia que tornaba Mi alma todos los días como una torre fuerte que el demonio, que el mundo, que las tentaciones no pudieron quebrantar ni derribar. Y así también, si siguieres por el camino de la obediencia a la Madre de Dios como Yo, tu alma será fuerte y nada podrá derribarla.

Para tener esa obediencia, es preciso Mi amado hermano, amar a la Virgen Santísima más que todo, más que tu vida, más que a los más queridos, colocarla en primer lugar, morir para ti mismo, despreciar tu voluntad todos los días, tu querer, hacer solo el querer de Ella, para así mejor configurarte con Ella, o sea, asemejarte a Ella en su total y completa obediencia a Dios.

Yo hice eso, Yo entré en el molde del Corazón Inmaculado de María y de él salí transformada en una copia fiel de él. Tú debes hacer lo mismo por tu oración profunda, por el ejercicio continuo, diario de morir todos los días para ti mismo y tu voluntad, y hacer la Voluntad de la Madre del Señor.

Eso no se hace fácilmente. Por eso, Yo estaré aquí todos los días de tu vida para ayudarte, para llevarte a esa total y completa obediencia que te asemejará no solamente con la Madre de Dios, pero también Conmigo. Y entonces, tu alma verdaderamente se transformará en una Llama incesante de Amor como Yo.

Yo, Bernadette, te amo mucho y nunca, nunca te abandono. Cuando tú rezas el Rosario, bajo del Cielo rápidamente para coger tus avemarías y llevarlas hasta la Madre de Dios, para que Ella derrame sobre ti copiosamente las gracias de Ella.

Sí, estoy contigo a todo momento. Poso siempre Mi mano sobre tu cabeza cuando rezas Mi Coronilla y siempre, siempre te cubro con Mi Manto Luminoso para protegerte y defenderte. Tengo la misión de enseñarte la santidad humillada, la santidad obediente, la santidad amorosa. Por eso, vendré siempre, vendré regularmente para darte Mensajes y para guiarte, y ahora quiero verdaderamente decirte y revelarte, sí amado hermano, junto con los otros Santos Protectores, Yo te fui dada por la Madre de Dios para protegerte, guiarte y guardarte. Y en las Apariciones de Lourdes, la Madre de Dios Me hizo conocer la existencia de Nuestro amadísimo Marcos. Sí, Yo lo vi, Ella Me reveló y dijo que él sería aquél que haría la Gloria de Sus Apariciones en Lourdes resplandecer por toda la tierra y todas las almas finalmente conocieren y entendieren la grandeza del Mensaje y de las Apariciones de Lourdes.

Sí, y también cuando llegué al Cielo, conocí, conocí por obra de Dios que serías el padre espiritual de Nuestro amadísimo Marcos. Desde entonces, he rezado por él y por ti. Por ti para que puedas ayudarlo, ayudarlo en su misión de tornar a la Madre de Dios en todas Sus Apariciones, conocida, amada y obedecida por todos, ayudarlo en la misión ardua que él tiene de llevar a tantas almas, en tantas lenguas y Naciones diferentes, a conocerla, a amarla, entender lo que Ella quiere, entender los Mensajes de Ella y obedecer esos Mensajes con el corazón. La misión de él es ardua, dura, la cruz siempre fue y será pesada y es por eso que tú serás el Simón Cireneo de él para siempre y no apenas eso, juntos los dos realmente llevarán a muchas almas a comprender lo que la Madre de Dios pide en Sus Mensajes y harán con que muchas almas entren en esta Escuela de Santidad y oración que la Madre de Dios vino aquí hacer y entonces, verdaderamente, un pueblo santo para el Señor, para la Madre de Dios será levantado por ustedes y ustedes los guiarán hasta el triunfo de la Madre de Dios, hasta los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra en medio de este tiempo difícil de la gran apostasía.

Sí, tú amado hermano, deberás sustentar los brazos de Nuestro amadísimo Marcos, para que él verdaderamente ruegue por el pueblo, él rece por el pueblo, él sostenga los castigos que el pueblo merece por sus pecados y él pueda seguir conduciendo el pueblo de Dios a la gran victoria como fue en el Antiguo Testamento con Josué, con Moisés, con Aarón, con el pueblo de Dios. Entonces amado hermano, siga adelante con tu misión, siempre procurando comprenderlo y ver que él, más que ser un Vidente de Nuestra Señora, es también tu hijo, aparte de ser un Vidente de Nuestra Señora, es tu hijo que precisa de ti, que precisa de tu apoyo, comprensión, amor, presencia y sobre todo, de tu Llama de Amor para calentar el corazón de él, para confortarlo en la batalla y para ser para él aliento, arrimo, apoyo, refugio.

Yo, Bernadette, seré de mi parte también tu arrimo, tu aliento, tu refugio y seré siempre tu defensora en el Cielo y en la tierra en todas las batallas que tienes que trabar. Hoy, con gran amor miro para ti y de este lugar sagrado te envió Mi bendición: de LOURDES… de NEVERS… y de JACAREÍ.

Rece Mi Coronilla todos los jueves. Por ella te daré todas las gracias que tú Me pidieres. La paz amado hermano, Yo te dejo Mi paz.

Amados hermanos Míos, no podía irme con la Madre de Dios sin antes decirles una palabra: “Los amo mucho. Rezo por ustedes todos los días. Rezo por todos los peregrinos de este bendecido lugar que es Mi segunda Lourdes.”

Sí, aquí Me siento feliz al lado de la Madre de Dios, Me siento muy feliz por ver que el Mensaje que Ella Me dio en Lourdes aquí fue verdaderamente divulgado con ardor por Nuestro amadísimo Marcos para todo el mundo.

Sí, en los Rosarios Meditados, en los cenáculos, en las horas de oración, en las películas que él hizo de Lourdes, en la Coronilla que él compuso sobre Mi vida para Mí, verdaderamente el Mensaje de la Señora de Lourdes, el Mensaje de Mi Señora verdaderamente es divulgado, es esparcido, es entendido, es vivido por todas las personas y eso fue lo que Yo siempre quise, fue lo que Yo intenté hacer, pero no pude porque no Me dejaron. Y ahora Nuestro amadísimo Marcos hizo eso verdaderamente bien, brillantemente y extraordinariamente bien, y el Mensaje que la Inmaculada Concepción, Nuestra Reina Santísima Me dio en Lourdes, ahora es conocido, obedecido por tantos millares y millones de almas en el mundo entero.

Es la misión de ustedes ayudarlo a hacer este Mensaje terminar de llegar adonde no llegó, para que más almas conozcan este Mensaje corto, simple, pero profundo de penitencia, de oración, de conversión, de Amor a Dios, porque el Mensaje de la Madre de Dios para Mí en Lourdes es el Mensaje del Amor a Dios: Penitencia, Penitencia, Penitencia, Me decía Ella. En otras palabras: no ofendan más a Dios con sus pecados, no lo traspasen, no hieran más a Mi Hijo Jesús, no lo claven de nuevo en la cruz, ámenlo con una vida santa y llena de oración. Eso fue lo que la Madre de Dios pidió en la gruta y es eso lo que ustedes deben decir al mundo entero: que Penitencia es no disgustar a Dios con los pecados. Penitencia es amar a Dios con una vida santa. Penitencia es todos los días procurar ser mejor y no disgustar más el Sagrado Corazón de Jesús. Entonces, si ustedes hicieren eso, vivirán el Mensaje de Lourdes y el Corazón Inmaculado de la Inmaculada triunfará.

Aquí, en esta Aparición de Jacareí, la Madre de Dios vino para resucitar todas Sus Apariciones, desenterrarlas todas y finalmente hacer Sus Planes cumplirse con el triunfo de Su Inmaculado Corazón. Y Mi amadísimo Marcos que es la continuación de Mi vida en la tierra, hará eso brillantemente y todos ustedes deben ayudar, porque esta es la Voluntad de Dios a respecto de ustedes.
Así como aquellos que Me hicieron sufrir no fueron perdonados sin primero hacer una gran penitencia, aquellos que lo hicieren sufrir, molestándolo en su misión, también no serán perdonados sin antes hacer rigurosa penitencia y muchos inclusive serán castigados si intentaren estropear el Plan de la Madre de Dios aquí como muchos que también intentaron destruir Lourdes fueron castigados. Por eso Mis amados hermanos, no se arriesguen a provocar la Ira del Buen Dios haciendo estos pecados que les tornan dignos del castigo en esta vida y en la otra, pero antes ayuden el Plan de Salvación de la Madre de Dios aquí, para que verdaderamente ello se cumpla y muchas almas por medio de ustedes sean salvas.

Sí, Yo amo este lugar y aquí en esta Mi segunda y pequeña Lourdes con la Madre de Dios siempre realizo maravillas, siempre estoy dispuesta a ayudar, socorrer y amparar a todos aquellos que aquí Me pidieren ayuda. Recen el Rosario todos los días, porque el Rosario fue Mi escalera luminosa para el Cielo. Ello fue la oración que Me tornó fuerte, prudente, templada, justa, que Me tornó sabia, que Me tornó verdaderamente abrasada de la Llama de Amor de la Madre de Dios.

¡Oh sí! Yo sentía esa Llama de Amor y Yo verdaderamente quemaba, ardía en esa Llama día y noche. Sí, esa Llama en algunos momentos casi llegó a quitarme la vida si la Madre de Dios por un milagro no Me amparase, no Me conservase y el Rosario siempre fue el divino combustible, el celeste combustible que hacía con que esa Llama ardiese, quemase más y más en Mi Corazón. Por eso que Yo andaba con el Santo Rosario todo el tiempo junto de Mí y siempre que Mis obligaciones Me permitían, Yo lo rezaba ardorosamente, ardientemente. También Yo repetía muchos veces durante el día los actos de amor que continuaba el día entero los efectos del Santo Rosario en Mí. Así, Yo fui creciendo cada día más en el verdadero amor y unión con Dios y con Mi Reina Santísima hasta que verdaderamente esa Llama ardiente de Amor Me arrebató de la tierra y Me hizo subir al Cielo.

Muchos pensaron que Yo morí apenas de la tuberculosis ¡Oh no! Yo también morí de amor, fue el amor que Me hizo aceptar aquella cruel enfermedad y ofrecerla continuamente a Dios como sacrificio por la salvación de las almas de Mis hermanos más pecadores y aquella Llama de Amor fue creciendo tanto, tanto en Mí, hasta que Mi alma ya no podía más vivir aquí en la tierra, pero completamente consumida fue arrebatada al Cielo.

Sí, aquella Llama aliada a los sufrimientos que la hacía arder más en Mí, fueron consumiendo en Mí todo lo que era tierra, todo lo que era humano, hasta que en fin Mi alma fue finalmente transfigurada en las Llamas del Divino Amor y subió velozmente para el Cielo, para allá continuar amando aún más intensamente a Dios  y a Mi Madre Santísima.

Si ustedes también rezaren el Rosario, los actos de amor y dilataren sus corazones todos los días por nuevos sacrificios, oraciones y obras de amor, ustedes también crecerán como Yo en esa Llama de Amor hasta que un día, cuando ella alcance su cumbre, su plenitud, las almas de ustedes consumidas por esa Llama también volarán, para en el Cielo amaren a Dios y a Nuestra Reina Santísima por los siglos de los siglos.

Esa Llama va a consumir en ustedes todo lo que es tierra, todo lo que es mundano, todo lo que es hasta humano y entonces, cuando ustedes estuvieren completamente transfigurados, completamente transformados en esa Llama de Amor puro, en pura transformación, ustedes verdaderamente volarán como relámpagos para el Cielo y allá juntamente Conmigo, amarán, alabarán y bendecirán a Dios, a Nuestra Madre Santísima Conmigo en un incendio místico de amor para siempre.

A todos hoy Yo bendigo con amor y especialmente a Nuestro amadísimo Marcos que aquí hizo tanto por Lourdes, hizo tanto por el Mensaje que Mi Madre Santísima Me dio en Lourdes, hizo tanto por Mí, tornándonos más conocidos, amados por todos. Aquí en esta Mi nueva y pequeña Lourdes, Me siento como en la gruta de Lourdes, Me siento como en Mi pequeño Cielo. A Él que es el mayor siervo de la Señora de Lourdes, el cazador de almas, él que es Nuestra Llama incesante de Amor y a todos ustedes bendigo con amor ahora: de LOURDES… de Mi Cuerpo Incorrupto en NEVERS… y de JACAREÍ.”

*Coronilla de Santa Bernadette:

*Historia de las Apariciones de Lourdes:

Mensaje 22 feb 2017 - España - Vivir en santidad cada instante...

Hijos Míos, ¿quién iría tirando poco a poco el tesoro de un arca? A nadie se le ocurría ir tirando piedras preciosas o monedas de oro y plata sin darle a ello ninguna importancia. Yo, Jesús, os hablo.

Vosotros hijos tiráis todos los días tesoros que serían para vuestras almas eternos. Tiráis la ocasión de una sonrisa, tiráis la ocasión de hacer un bien, de ceder un asiento en el autocar, de ser amables con un vecino, tiráis cada día verdaderos tesoros de santidad que irían llenando las arcas de vuestras almas, para que acumulándose llegarais algún día a conseguir la Vida Eterna.

Creéis que la santidad es hacer actos heroicos, actos que no todo el mundo puede hacer como ayunar 40 días, o dejar de beber agua bastante tiempo, pero no hijos, no, la santidad es hacer en cada momento lo que Yo, Jesús, haría, y dar a la almas amor según se os presente la oportunidad, y demostrarles que sois verdaderos cristianos porque no tenéis discriminación de personas. Yo, Jesús, os hablo.

Una vida sencilla hecha en cada instante con la intención de agradar a Dios y el deseo de salvar almas o de convertir pecadores, esa vida hecha así en unión Conmigo, es una fuente inacabable de santidad, y como son cosas sencillas las que hacéis no se os puede meter la cizaña de la vanidad porque solo Yo sé el valor de esos actos pequeños hechos con intención de ayudar y dar amor a las almas. No desperdiciéis el tesoro que tenéis cada día de hacer el bien en pequeñas cosas. Algún día se os presentará hacer el bien en cosas mayores, pero Yo os pido que santifiquéis el momento presente sin pensar en el futuro, que no sabéis si lo tendréis. Yo, Jesús, os hablo.

Sed cristianos sencillos, humildes, sin proponeros heroicidades, que si Yo quiero que las hagáis os las enviaré y os daré la gracia para ello, pero no desperdiciéis esos tesoros cotidianos que es sonreír, ser amable, ser sufrido con lo que os digan humillante, y así, vais acumulándolo en vuestro interior, y esas pequeñas batallitas que vencéis en cada momento o predisponen para vencer en sus momento las grandes batallas o los días de prueba que os vengan que nunca están exentos en la vida de nadie. Así que hijos, empezad desde ahora mismo a dar ejemplo de amabilidad y de urbanidad para que a quienes les llegue esos actos de amor -aunque en ese momento no se den cuenta- luego más adelante en su interior piensen que ahí en vosotros hay algo que les atrae, y ese algo sea el amor que Me tengáis y que se transfiera en vuestras pequeñas y grandes acciones. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

Mensaje 21 feb 2017 Santa Maria:

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA
21 DE FEBRERO DEL 2017





Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: 

MI BENDICIÓN PERMANECE CON USTEDES… 

La Casa Paterna desea que cada criatura humana sea consciente de lo que verdaderamente es…
Desconocen lo que son verdaderamente, anteponiendo cantidad de calificativos a lo que es el hombre…

LA REALIDAD DEL HOMBRE ES SER HIJO DE DIOS Y AL SER HIJO DE DIOS, CADA UNO TIENE QUE TRASCENDER, Y DE ESA FORMA SER MÁS ESPIRITUAL.

Hijos, ninguna criatura humana puede creerse salva hasta el último instante de vida en donde, ante Mi Hijo, la conciencia trasciende y dejando de ser ese “yo”, pasa a ser un hijo que se dispone a ser examinado en todo sentido, en lo que Dios le ha asignado y en lo que la criatura se ha asignado a sí misma.

Ustedes pertenecen al Pueblo de Mi Hijo ¡tantos que se llaman a sí mismos hijos crecidos en la Fe!, y en múltiples ocasiones la inmadurez espiritual salta a la vista, cuando deciden llenar la vida con todo lo mundano y lo que les sujeta a lo bajo. Les miro actuar con tanta rapidez, sin detenerse,  y sin orientación ni distinción, actúan como si fuese natural obrar consciente o inconscientemente.   Esto se lo permiten ustedes al no ser conscientes del deber que como hijos de Dios poseen. No desean detenerse y tomar consciencia del deber de cada uno, de su propia Salvación y del testimonio para auxiliar a sus hermanos en la Salvación.

Amados hijos, la Humanidad se permite ser conducida por la mayoría, por lo popular, por las novedades, sean cuales sean éstas, aun si les llevan a actuar dentro de los más bajos instintos.  Esto sucede porque la criatura humana sigue el ritmo que le impone la sociedad, que no cree precisamente en Dios, sino la sociedad ha sido tomada y sumergida en una trama preparada para que no tenga un instante de relación espiritual con Mi Hijo.

¡Tantos que miro ufanarse de sabios y olvidan que el saber no les garantiza que sean portadores de la única Verdad! Toda criatura humana ha pecado, por tanto, es un hombre viejo, que tiene que transformarse en un hombre nuevo, renaciendo y siendo un verdadero hijo de Dios.

POSEEN MEMORIA Y DEBEN LIMPIARLA. Esto es difícil cuando la atención del hombre no se centra en los Asuntos Divinos, sino se dispersa con lo inmediato, con lo que le llega de la memoria y le lleva a separarse de lo correcto. En la memoria también se retiene el propósito Divino, pero éste no llegará a superar los otros recuerdos presentes en la memoria si el hombre no aprende a guardar lo que es para su bien y desechar lo que no le ayuda en su crecimiento.

SE HAN PREGUNTADO: ¿QUÉ ES LA ETERNIDAD?   Es algo tan diferente al tiempo y lo transgreden con tanta facilidad y al no evolucionar en el espíritu, limitan lo que llaman tiempo y espacio. Al fijar las metas para el instante, no aspiran a la Eternidad, no son verdaderos y la falta de Verdad les limita.

Hijos, no compitan por ser crecidos espiritualmente, céntrense en un mismo obrar y actuar, céntrense en dejar de lado el impulso que les lleva a mirarse como niños y a proferir palabras inadecuadas en contra del hermano. La sombra personal son las palabras con que definen a los hermanos. Si no poseyeran sombra personal, no mirarían tan rápidamente lo que creen son los defectos de los hermanos.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, dentro de esta Palabra con que les guío, les llamo a no olvidar que Mi Hijo espera el llamado de Sus hijos, Él no irrumpe en donde la libertad humana le mantiene en una constante espera.

No escuchen a quienes mencionan que la Justicia Divina no existe ni es aplicable al hombre debido a la Misericordia de Mi Hijo. Quienes les mencionen esto, no han renacido, no son hombres nuevos, no distinguen la Justicia Misericordiosa de Mi Hijo al ser Justo Juez.

LA TIERRA NO SERÁ PURIFICADA POR UN NUEVO DILUVIO, PERO SÍ POR EL FUEGO.

La Humanidad se separa tanto de la Palabra de Mi Hijo que llega a desconocer a sus semejantes, y sin valores, da muerte inundada por el espíritu del mal y así el mundo cae poco a poco.

HIJOS, ¿CUÁNTOS DE USTEDES TEMEN A DIOS?  Cantidad de Mis hijos se perderán ante la gran soberbia que no dejan de lado y ante la codicia que les lleva a atesorar todo, prosperen en este instante pero luego serán atormentados.

Miran con desprecio e incredulidad los Signos de este instante, hasta que las cosechas se pierdan y la hambruna obligue a los hombres a cruzar los Océanos en busca de alimento.

Llega el agua con la tormenta, levantándose y adentrándose en las tierras. Entonces se dirán: ¡cómo no escuché!... Pero la conciencia anulada no les podrá responder.

Gran Tribulación espera a Mis hijos y como Madre no acallaré el deseo de Mi Corazón para que atiendan la Palabra explicitada de la Casa Paterna y alcancen la Salvación Eterna. 

Oren con el corazón, reciban a Mi Hijo, aliméntense del Cuerpo y Sangre de Mi Hijo debidamente preparados. 

EL PUEBLO DE MI HIJO DEBE MANTENERSE EN GUARDIA RECIBIENDO DEL ALIMENTO EUCARÍSTICO LO NECESARIO PARA CONTINUAR EN PIE

¡Ay de aquellos que reciban a Mi Hijo indebidamente, sin arrepentimiento! Eligen su propia condenación eterna.

¡Ay de los que cometen sacrilegios!

¡Ay de los que se burlan de lo Divino!, conocerán las penas del infierno.

Hijos de Mi Corazón Inmaculado, no les encuentre el instante del examinarse a sí mismos sin haberse arrepentido de todo lo indebido con que han ofendido a la Divinidad. Miran una Palabra en Mis Llamados y ante ella hacen gran escándalo, buscan significados opuestos para derribar Mi Palabra, con el fin de alivianarse interiormente y no continuar escuchando la verdad de la miseria que llevan por dentro.

LA CASA PATERNA NO SE SILENCIARÁ, SINO CONTINUARÁ LLEVANDO SU PALABRA SIN DESCANSO Y MEDIANTE SU ÁNGEL DE PAZ, SU ENVIADO, COMO EL GRAN ACTO DE MISERICORDIA PARA SUS HIJOS, HARÁ QUE SEA CONOCIDO SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA, NO SOLO EL AMOR INFINITO QUE USTEDES, HIJOS, NO HAN ACEPTADO SINO TAMBIÉN LA JUSTICIA DIVINA QUE ES VERDADERA, VERÁZ E INEQUIVOCA. ÉSTA CRIATURA QUE ES EL MENSAJERO DE LA VERAZ PALABRA DIVINA, CONQUISTARÁ CORAZONES, PERO A LA VEZ OTROS SE ENDURECERÁN MÁS QUE UNA ROCA. ÉL LLEGARÁ EN LA TRIBULACIÓN Y ¡CUÁNTOS DE MIS HIJOS SE ENCONTRARÁN CONFUNDIDOS! 

Mediante Revelaciones anteriores, he preparado a la Humanidad para que amen a este Enviado de Dios que les acompañará a ustedes que permanecen fieles. Les acompañará en los instantes de feroces embates del mal en contra de toda la Humanidad. (1)

ESTE MENSAJERO DE PAZ NO LLEGA A SUBSTITUIR A MI HIJO, SINO A QUE CADA UNO DE USTEDES CONCRETE LA REALEZA DE MI HIJO Y LE ENTRONICEN EN EL CORAZÓN DE FORMA PERSONAL, PARA QUE EL MAL NO LES TOQUE. 

Oren, hijos Míos, oren por Francia, padece. La opulencia y las luces serán cosa del pasado. El terror le embarga. De un punto a otro será estremecida por el terror, la tierra se estremece.

Oren hijos Míos, oren por Inglaterra, la realeza padece y los embates no se hacen esperar, la Naturaleza se levanta ante esta tierra y los enemigos le sorprenden. 

Oren hijos Míos, oren por Rusia, ante una provocación imprevista, responde con dureza. Ante una aparente calma, el terror despierta.

Oren hijos, oren por Canadá, se estremece ante la Naturaleza que le flagela.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

NO DESOIGAN MIS PALABRAS, NO DESESTIMEN MI LLAMADO.  ESTA GENERACIÓN CONOCERÁ LA JUSTA MANO DIVINA.

El que quiera salvar su alma, siga a Mi Hijo...
El que desee salvar su alma, lávese del pecado…
El que desee salvar su alma, adéntrese en el conocimiento de la praxis de los Mandatos Divinos…

Mi Manto no es una tela como los que no creen en Mi Maternidad lo miran…

Mi Manto es la prolongación del Amor Divino entregándose a Sus hijos, no sólo para que les cobije, sino es la unidad de todos los elementos en el gran elemento del Amor Espiritual…

Mi Manto es más que protección, es Sabiduría y Obediencia para que el que se encuentre bajo Mi Protección conozca y reconozca lo que es de Mi Hijo.



Les bendigo, en Paz les entrego Mi Amor.



Mamá María.



AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA



(1) Un Hombre providencial: Nuestro Señor Jesucristo y la Virgen Santísima han venido anunciando en Sus Apariciones por el mundo desde la Edad Media hasta nuestros días, la llegada de un elegido de Dios. Refiriendose a este elegido para el final de los tiempos como: El Angel de Paz, el Enviado de Dios, el Restaurador, el Gran Monarca, entre otros... Esta generación mirará concretadas todas las profecías referentes a  este Elegido.  

LEER PROFECÍAS...

Mensaje 21 feb 2017 - EE.UU - La santidad personal no se valora...

21 de Febrero del 2017
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Cuánto he anhelado que los tesoros de Nuestros Corazones Unidos se den a conocer y se difundan en el mundo a toda la gente y todas las naciones.  En esto radica la paz y seguridad y ciertas directrices en la santidad personal.”

“La mayor parte de la humanidad elije no seguir el viaje por los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos.  En vez de eso, opta por hacer su propio trayecto a pesar de la maraña de obstáculos que hace que se extravíe.”

“Mi llamado a adentrarse más en la gracia de Nuestros Corazones Unidos cae en oídos sordos porque la santidad personal no se valora.  Recen pidiendo que cambien las prioridades dentro del corazón del mundo.  Recen pidiendo que el bien se distinga del mal y que los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos sean redescubiertos como el tesoro que son.”
 

22 feb. 2017

Mensaje 16 feb 2017- Jacarei - Que sentiran cuando verdaderamente amen a mi Hijo...

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DEL DESTIERRO



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
(La Madre de Dios vino junto con San Rafael Arcángel y el Ángel San Leniel)


“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes a entraren más profundamente en el Sagrado Corazón de Jesús por medio de la oración con el corazón.

Si ustedes rezaren con el corazón, entrarán cada vez más profundamente en el Corazón de Mi Hijo y conocerán Su gran Amor por cada uno de ustedes, por todos ustedes.

El primer paso para conocer el Amor del Corazón de Jesús y sentirlo, es abrir el corazón. Después, renunciar a la propia voluntad, a las cosas mundanas. Y por fin, entregarse confiadamente a ese Corazón como un niño se entrega a los brazos de su padre y se deja cargar por él.

En el Corazón de Mi Hijo Jesús, así que ustedes entraren, Él les revelará cuan grande es Su Amor, Su bondad por cada uno de ustedes. Les mostrará, cuanto Su Corazón Dulce los amó, los amó primero, cuanto amor Él tuvo por cada uno de ustedes, muriendo en la cruz por la salvación de ustedes. Les mostrará, cuantas veces dio a ustedes pruebas de amistad, de amor, de misericordia.

Él comenzará a dar a ustedes a sentir Su Amor, comenzará incluso a hacer muchas y muchas gracias, para que ustedes puedan conocerlo mejor, sentir Su Amor, probar de Su dulzura, de Su bondad. Después, Él les mostrará Su dolor, les mostrará cuanto ustedes lo ofendieron, cuanto ustedes fueron ingratos a Su Amor, cuanto despreciaron las gracias de Él y lo cuanto lo hirieron.

Ese conocimiento producirá en ustedes el don de las lágrimas, o sea, la perfecta contrición del corazón. Entonces, las almas de ustedes comenzarán a ser lavadas en sus lágrimas y cuanto más las almas de ustedes lloraren de verdadero dolor por haber disgustado a Mi Hijo, más y más, ellas comenzarán a sentir Mi Llama de Amor por Jesús. Entonces, las almas de ustedes desearán amarlo, servirlo, adorarlo, como nunca nadie jamás hizo. Las almas de ustedes comenzarán a sentir fastidio, mareo y asco por las cosas mundanas y comenzarán a sentir verdadera alegría por la oración, por la compañía de Mi Hijo, por el estar con Él profundamente sumergidos en la oración. Las almas de ustedes comenzarán a sentir alegría incluso en el sacrificio, en la penitencia, en la meditación y en todo aquello que Mi Hijo Jesús pidió a ustedes.

Aunque difícil o amargo, las almas de ustedes conseguirán dar a Jesús todo, todo con alegría. Entonces, ustedes comenzarán a gustar de la vida de los Santos, comenzarán a sentir aquella paz verdadera que los Santos sentían en el Amor de Dios, en la oración, en la meditación, en la intimidad con Mi Hijo Jesús y Conmigo. Y entonces, sus corazones comenzarán a alegrarse, a llenarse de una alegría que el mundo no tiene, que el mundo no puede dar.

Vengan pues al Corazón de Mi Hijo, golpeen y el abrirá la puerta para ustedes, es solo golpear y Él abrirá. Él no pide nada, pide apenas que golpeen, que golpeen con insistencia con la oración y Él abrirá a ustedes las puertas de Su Sagrado Corazón. Ustedes entrarán y una vez allá dentro, conocerán el gran y dulcísimo Amor de Mi Hijo Jesús por cada uno de ustedes.

Recen, recen mucho. No pierdan tiempo, recen, porque grande son los pecados que el mundo comete y mayores todavía son los castigos que caerán sobre los culpables. Recen Mi Rosario todos los días. Con el Rosario, ustedes salvarán muchas y muchas almas. Con el Rosario, ustedes impedirán que multitudes enteras de almas, que Naciones enteras, caigan en las llamas infernales y puedan tener la oportunidad de la salvación.

Cada Rosario que ustedes dejan de rezar, son muchas multitudes de almas que caen en el infierno por las cuales tendrán que dar cuentas a Dios. Recen, recen mucho Mi Rosario. Con ello, será fácil la salvación de muchas almas y Mi enemigo no podrá más morder en sus entrañas infernales, las almas de Mis hijitos amados. El dragón no podrá más morder a Mis hijos si ustedes rezaren Mi Rosario todos los días.

Agradezcan a Dios y alégrense por las señales que les di aquí. Esto confirma a ustedes que Mis Mensajes son verdaderos. Léanlos, medítenlos para el bien y salvación de ustedes.

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… de PELLEVOISIN… y de JACAREÍ.

Una vez más digo: “Lean Mis Mensajes ahora que ustedes pueden leerlos, pues un día, querrán leerlos y no podrán más.”


SEÑALES MILAGROSAS EN LA PROCESIÓN DEL DOMINGO 12 DE FEBRERO

















contador