LA INCINERACION - Modernismo de la Iglesia



Catecismo Católico
Edición de 1959
EDITORIAL HERDER
Página 253
131 La Sepultura Cristiana

El rey Salmanasar se llevó cautivos a Asiria a los israelitas. Su hijo Senaquerib los persiguió, dio muerte a muchos y prohibió que se enterrasen sus cadáveres. Pero Tobías, un israelita piadoso, temía más a Dios que al rey. Escondía los muertos en su casa y los enterraba durante la noche. Por esto, Tobías fue perseguido por el rey. Pero el comportamiento valiente y piadoso agradó a Dios. Más tarde, el ángel Rafael dijo a Tobías: "Cuando orabas entre lágrimas y enterrabas a los muertos, yo presentaba tu oraciones al Señor" (cf. Tob 1, 18-23; 11-14)

El cuerpo del cristiano es templo del Espíritu Santo; sirve a Dios y debe resucitar glorioso el día del juicio final. Por esto, el cuerpo del cristiano también es digno de respeto después de la muerte.

La Iglesia le honra con la celebración de exequias y le sepulta en tierra bendecida.

El cuerpo del cristiano debe ser enterrado en tierra, como fue enterrado el cuerpo de Jesucristo. Queda depositado en la tierra igual que una semilla, porque el día del juicio final debe resucitar. "Se siembra corrupción y resucita incorrupción" (1 Cor 15, 42). Por esto, al cementerio lo llamamos camposanto.

Algunos son partidarios de la cremación de los cadáveres (cremación o incineración) porque creen que con la muerte todo se acaba. La Iglesia prohibe a sus fieles esta práctica. El que dispone que su cadaver sea incinerado y no se retracta de ello, no puede recibir ni los últimos sacamentos ni sepultura eclesiástica.


Concilio Vaticano II (1962-1965) 
 “La Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo, no prohíbe la cremación, a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana” (Código de Derecho Canónico, canon 1176 §3).

DEL LIBRO DE REVELACIONES: MARIA MADRE DEL BUEN CONSEJO 2009

Revelaciones a "Agustín del Divino Corazón

 La obra de Misericordia de Enterrar a los muertos. 

Mensaje de la Virgen María 
Vosotros habéis sido creados a imagen y semejanza de Dios. Vosotros sois templos vivos del Espíritu Santo. 

Tenéis una particularidad especialísima que os distingue de los demás seres animados:  lleváis el hálito de Dios en vuestro espíritu, en vuestra alma y en vuestro cuerpo.

Por eso, amados míos, no mancilléis la morada de Dios.

No la destruyáis. No la desmoronéis con vuestros desenfrenos, con vuestras liviandades y con vuestro pecado. Cuidadla, amadla, reservadla. El cuerpo se deteriora, el cuerpo se os pudre, es carcomido por microorganismos que se van produciendo en vuestra materia inerte.
Os pregunto: ¿De qué servirá tanta vanidad? ¿De qué servirá tanta escultura física? Por más que embellezcáis vuestro cuerpo algún día os volveréis añejos. Vuestra piel se arrugará; vuestro cabello blanqueará, encanecerá; iréis perdiendo las fuerzas físicas, os iréis menguando en vuestra inteligencia; os iréis volviendo torpes para caminar, para hablar, para escuchar; vuestros sentidos ya no serán los mismos que antes.

Hijos míos: el hombre cumple un ciclo vital, un proceso de vida.

Enterrar a los muertos es una obra de misericordia corporal que consiste en dar cristiana sepultura. Fuera con vuestros pensamientos obcecados; desechad vuestros pensamientos ligeros de decir: el día que yo muera pido que mis cenizas sean arrojadas al mar o a un río.  ¿Acaso eso es cristiano? ¿Acaso eso es dignidad para un hijo de Dios creado a su imagen y semejanza? No, hijos míos. 

Desechad, destruid, arrancad de raíz este pensamiento fatuo. No, pequeños míos. Dejad que vuestro cuerpo cumpla su debido proceso de degradación. 

Os llamo, os llamo a que no os dejéis desviar por ideas modernas, por conceptos equívocos. Haced todo lo posible por dar siempre cristiana sepultura a los difuntos.



MENSAJE 10 DE JULIO DE 2016
NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A A LUZ DE MARIA 

Amada, no deseo un Pueblo moderno, deseo un Pueblo respetuoso de la sana Doctrina, cumplidor de Mis Mandamientos, cumplidor de Mi Voluntad. LOS MODERNISMOS ME CAUSAN NÁUSEAS, CADA MODERNISMO QUE IMPERA DENTRO DE MI IGLESIA ES UN NUEVO FLAGELO QUE PADEZCO. 
 

MENSAJE 1 DE NOVIEMBRE DE 2016
LA SANTISIMA VIRGEN MARIA A LUZ DE MARIA
Fragmento 

Ustedes han logrado mirar cómo los illuminati y masones han adquirido poder dentro de la Iglesia de Mi Hijo, contaminando la verdadera religión y siendo permisivos con el mal. 

EL HUMO DE SATANÁS HA PENETRADO EN LA IGLESIA DE MI HIJO.

LOS MODERNISMOS DENTRO DE LA IGLESIA NO SON VOLUNTAD DE MI HIJO, ESTOS SON PERMISIVOS Y LLEVAN A MULTIPLICAR EL PECADO.
MI HIJO VINO POR LOS PECADORES PARA QUE SE CONVIERTAN, NO PARA QUE EL PECADO REINE EN LA VIDA DEL HOMBRE Y SEA UN MOTIVO DE FESTEJO.

 
http://rosariopermanente.blogspot.com.es/p/santo-rosario-permanente-g-racia.html

3 comentarios:

  1. Gracias por esta respuesta que nos dan , en mi familia no creían que no hay que cremar a los difuntos,por que dicen que los sacerdotes comentan que no hay ningún problema de hacer eso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Si lee esto un sacerdote le ruego una plegaria por mi. Desconociendo está verdad he insistido en cremar el curpoder de mi hermano querido. No lo sabía.
    Le pido perdón a mi Dios creador a mi Salvador al Espíritu Santo y a mi hermano querido.

    ResponderEliminar